El Hombre de los Zapatos de Oro

     Yo soy un hombre afortunado, yo estoy entre los hombres más afortunados por haber sido enviado a prisión, haber sufrido como lo hice y estar aquí hoy.¡ Yo tendré 43 años de sobriedad pronto--y éso, señores, es un milagro!

    Yo estoy doble bendecido porque yo tenía un lugar como el Templo a donde ir. El Templo en la Colina era, y todavía es, casa al Grupo #1 de AA de Kansas . Aunque el edificio viejo se quemó en 1970, fue reconstruido. La casa de ladrillos, blanca, de dos pisos, en el 1925 al Norte de la Calle 11 fue una estructura magnífica en su tiempo y se destacaba por un domo verde grande y la escalera de caracol. El fundador del Grupo # 1, Dr. Z., Mile N. y varios amigos no sólo habían comprado el lugar para alojar al grupo del AA, pero para usarlo como un centro de detoxificación y hospital. Miles de hombres deben sus vidas a ese viejo lugar y a aquéllos que trabajaron allí.

    Yo fui al Templo en la Colina después que yo salí de prisión y tenía un par de zapatos dados por la prisión --muy toscos. Yo quise pintar ese domo--ese domo verde--porque yo pensé que sería más fácil verlo y las personas lo reconocerían. Así que yo pinté de oro el domo. ¡Pero yo salí con mis zapatos cubiertos en oro también! ¡No tenía yo el dinero para otro par y un día yo estaba sentándo en nuestra área de reunión en el Templo y este amigo dijo, "¿Quién es ese tipo allá con los zapatos de oro?" Tomé una determinación: yo iba a llevar los zapatos de oro a las reuniones del AA y yo todavía lo hago! Las personas lo reconocerán por los zapatos de oro. "Aférrese al pensamiento". yo amo esa frase. "Que en las manos de Dios nuestro pasado oscuro es la más grande posesión que nosotros tenemos". Con él usted puede ayudar a otras personas a pasar por los mismo altos y bajos que usted ha pasado.

    Yo puedo recordar a mi padre sosteniéndome en su brazo izquierdo. Yo era tan solo un bebé. Mi madre estaba gritándole a él desde la puerta de la casa. Y mi papá estaba gritándole a ella y yo tuve miedo de que él iba a herirla o algo. Yo me incliné y lo mordí en la mejilla. Cuando mi padre se murió en1934, mi madre, mi hermano Joe y yo estábamos parados de pie allí junto al ataud y la tapa estaba abierta. Yo podía ver las marcas de los dientes que todavía estaban en su mejilla Nosotros teníamos un sótano y mi padre destilaba bebidas en la casa. Esto era durante la Prohibición. Era la mejor bebida preparada en la casa del pueblo. Me han dicho esto muchas, muchas veces. Todos hablaban de qué gran bebida destilada en casa era y cúan maravilloso hombre mi padre era. Pero él se embriagaría en esa bebida preparada de la casa y se vendría a casa y me pegaría. Yo nunca entendí eso. Cómo él podía ser dos personas al mismo tiempo Ellos decían de lo maravilloso que él era y yo vendría a casa y me pegaría--sin motivo alguno. Asi las cosas, yo bajé allí un día y raspé la espuma y el limo del tope de esa vasija de barro y tomé de la bebida de la cacerola de aluminio. Yo caí sin conocimiento, derecho allí en el suelo, la primera vez que yo bebí. Yo debo haber nacido un alcohólico, cuando yo siempre bebí mucho. Una vez, cuando niño yo tube que hacer la promesa en la Iglesia del Sagrado Corazón en la Calle Virginia de la Ciudad de Kansas. En aquella ocasión yo no bebí durante 10 meses, asustado de que iría "al infierno" si lo hacía. Yo rompí la promesa finalmente. Estaba chiflado durante ese período. Paseando por las calles por las noches, mi pelo erizado, la carne de gallina en la parte de atrás de mi cuello. Yo estaba paranoico, asustado de todo. Entonces yo tomaba un trago y todo volvía a estar bien de nuevo. Yo era una persona diferente cuando yo bebía, tal como mi padre yo manejaba un viejo Oakland del '34 para un grupo de mujeres-- prostitutas--quiénes vivían en Calle 15 en ese momento. Ellas siempre eran muy buenas conmigo.

    Yo era solo un niño y me emborrachaba y me avergonzaba ir así a casa de modo que yo bajaba al sótano de ellas y permanecería allí.Aquí era donde ellas traían a sus clientes con dinero a bailar y beber con ellas. Había un señor mayor, de color, que yo recuerdo bien. Su nombre era Dempsey Reid, y él tocaba el piano allí. Él murió después en mis brazos. Nos mudamos a una casa de apartamentos y es aquí donde yo me encontré a mi patrocinador futuro, George P.. yo lo veía en los bares y yo lo odiaba. Él tenía un mono y el mono era malo y robaría su dinero fuera de la barra y a veces se lo tiraba a uno. George tenía una voz sonora como un predicador y todos lo admiraban. Él nunca compró una bebida. Fue en estos momentos que yo empecé a forzar las cajas fuertes empotradas en el suelo y a robar a las personas.

    Yo me ofrecí de voluntario para el Ejército y la Segunda Guerra Mundial. Era esto o era enfrentar una temporada en la Penitenciaría del Estado de Missouri.

    Habíamos estado en las primeras líneas del frente 211 días seguidos y supuestamente debíamos tener 24 horas libres. Pero antes de que nosotros pudiéramos alcanzar las áreas de la retaguardia, nos volvieron a llamar. Nosotros habíamos aterrizado en la Playa de Omaha. Parecía que yo siempre estaba haciendo algo para meternos en problemas. ¡Se había corrido la voz--"Apártense de P-----," ellos decían, "Allí es donde está la guerra"! No puedo recordar ningún momento durante este período de tiempo en que yo estubiese sobrio--nunca! ¡Yo tenía hasta 15 botellas de cuartos de galón en la parte de atrás de mi semi-tractor y todos se preguntaban cómo es que el viejo P--podía estar borracho todo el tiempo! Un día yo estaba sentádo en las huellas dejadas por las ruedas de nuestro cañón de 90mm y este comandante vino y me dijo, "Entiendo que usted es un ladrón de cajas fuertes. Venga conmigo"! Y yo fui con él al parque del pueblo y allí ellos habían congregado cajas fuertes de los varios edificios de oficina del pueblo y los reclutas estaban dando vueltas alrededor de ellas. Fue allí que yo aprendí a taladrar, a pelar, a volar y a forzar abierta una caja fuerte. Cuando salí del servicio, me fui a Liberal, Kansas, donde mi madre se había vuelto a casar. Yo fui a trabajar para JC Penny, pero no podía mantener un trabajo. Yo era detestable y siempre estaba bebiendo algo . Yo hicé muchas jugarretas mientras estuve en Liberal.

    Estando en Nebraska, supe de una caja fuerte y quise saber lo que contenía. Yo tenía un viejo Chevrolet del 1939 verde, con un baúl grande en la parte de atrás y allí era que yo guardaba mis herramientas. Yo no podía permanecer sobrio y tenía muchas bolsas de banco llenas de cheques que yo no podía canjear. Yo estaba en libertad provisional en ese momento y mi funcionario de libertad provisional se llamaba Hargrove, y yo había estado escondiéndome de él. Yo había estado quedándome y había dormido bajo el kiosco de música en el parque de la ciudad en Hutchison, Kansas. Me tomé la última botella de cerveza que tenía.. Recuerdo era una botella roja, blanca y azul y la terminé. Cuando yo tiré la botella vacía en la tierra, un policía me vió y me arrestó inmediatamente. Ellos habían estado buscándome y me pusieron en la cárcel de la ciudad. Aproximadamente tres días después caí en DT. Bien, ellos no sabían lo que era DT en aquellos tiempos, mucho menos cómo tratarlo, así que ellos me mojaron con lmangueras de agua de apagar fuegos. La presión increíble me tiró de golpe contra la pared. Yo no veo cómo pude vivír a través de eso. Pronto después, me enviaron a Kansas a la Penitenciaría Estatal en Lansing. Yo estaba en la celda de detenención, todavía con DT, gritando y aullando totalmente loco. Ellos me sacaron de allí, me despojaron y se llevaron toda mi ropa y me pusieron en "El Agujero". Me dejaron allí, desnudo--durante un año. Dos veces al día me alimentaban con macarrones y me afeitaban con un par de tijeras. Yo gritaba y gritaba hasta que, finalmente, perdí mi voz y simplemente chillaba. Ellos también, cada ocho horas--dejaban rodar un bote pequeño de gas lacrimógeno bajo la puerta. Esto causaba que mis ojos se cerraran debido a la inflamación, yo perdí algunas de mis uñas, mi pelo se cayó y yo estaba todo en carne viva. Mi nariz y labios inflamados y mis dientes estaban flojos.

    Ellos vinieron finalmente y me sacaron de allí por un brazo y una pierna y me pusieron en el hospital. Así que, aquí estoy yo. No puedo oír nada, pienso que todavía estoy en DT. Teniendo alucinaciones auditivas, pensando que yo estaba oyendo a estos niños. Yo estoy oyendo niños pequeños que ríen y cantan y lloran y gritan. Yo conseguí una silla, una silla plegable y la puse en mi cama, me subí y miré por la ventana. Me puse en las puntas de mis pies, apenas podía ver por encima de la pared. ¡ Este patio de recreo estaba más allá de la pared ! Yo seguí subiéndome allí todos los días. Un día yo recuerdo estar mirando hacia afuera, sintiéndome triste, pero alegre de que yo todavía podía ver y todavía estaba vivo. Mirando para estos niños pensé para mí, "yo fui un niño así. Yo me preguntaba qué fue lo que pasó". Entonces fue aquí que yo dije, "Dios, por favor ayúdame." Pienso que esa fue la primera vez que yo alguna vez proferí una oración honrada y cuando yo dije la oración, Él empezó a ayudarme.

    Para entonces, yo tenía una máscara encima de mi cara porque ellos pensaron que yo estaba tuberculoso y ellos no quisieron exponer la población a la enfermedad. Yo tenía una máscara encima de mi cara, un ojo tapado, ningún pelo y cicatrices y costras sobre todo mí. Un día un tipo que yo conocía me dijo, "Oye Pete, hay algunos individuos que vienen aquí del Templo en la Colina de la Ciudad de Kansas, Kansas, y todos ellos son Alcohólicos Anónimos. Ellos van a celebrar algunas reuniones". Yo fui a esas reuniones de los domingos a la 1:30 PM. Yo estaba allí sentándo un domingo y un viejo conocido entró y, de hecho, vino derecho caminado hacia mí. Él tenía una cabeza bonita de pelo blanco, una camisa y corbata buenas, un gran traje y sus zapatos brillosos. Él me dijo, "Jimmy P---------, te vas a morir aquí". yo reconocí la voz, era el viejo George P. yo supe allí mismo que tenía un amigo. Es una cosa maravillosa el saber que dentro de esa prisión, aunque yo estube encerrado durante 5 años, yo encontré la libertad y yo encontré a Dios. George P. me encontró en la verja y me llevó al Templo en la Colina. Yo fui a trabajar allí por $10 por semana, casa y comida. Yo supe cuando entré allí que yo tenía un lugar para quedarme el resto de mi vida. Supe que yo estaba en mi casa.

    Acepte la sobriedad. Si alguien quiere lo que usted tiene--déselo.. hay muchas personas por ahí a quiénes yo robé. Yo ni siquiera sé quiénes son ellos, pero es la manera en que yo hago mis reparaciones; las reparaciones que yo hago en mi noveno paso. La manera que yo las hago es dar lo que yo tengo a otros. Yo no sé donde yo estaría si yo no hubíera encontrado lo que George P. me dijo sobre las Cuatro Absolutas. Ellas están incluidas en los principios de estos 12 Pasos. Esas Cuatro Absolutas son: Honestidad Absoluta - Pureza Absoluta de Motivo - Desprendimiento Absoluto y amar a todos Incondicionalmente . El Libro Grande de Alcohólicos Anónimo me salvó mi vida. Al tiempo que esta historia se está escribiéndo, la llegada del próximo 16 de diciembre marcará mi 43er año de sobriedad. Yo no he sido encarcelado ni he ido a ninguna prisión. Yo no he robado a nadie. Nosotros, los de Alcohólicos Anónimos, tenemos un trabajo. Ese trabajo está en la pagina 102. Dice, "Su trabajo es estar ahora en el lugar donde usted pueda ser de máxima utilidad a otros. Nunca tema ir al lugar más sórdido de la tierra si usted puede ser útil. Quédese en la línea de fuego de la vida con estos motivos y Dios lo mantendrá ileso". Ese párrafo, probablemente regulará mi vida hoy más que cualquier cosa que yo haga.

    Es muy importante que nosotros como alcohólicos sobrios, digamos a otros sobre nuestro pasado. Porque hay alguien a quien usted puede ayudar diciéndole cómo usted llegó aquí y lo que pasó. ¡Por favor! ¡En el nombre de Dios! Yo pienso que que es una de las más grandes lecciones que yo alguna vez aprendí. Yo aprendí ésto en la prisión. Había un tipo que se había unido a los Alcohólicos Anonimos un par de semanas antes de que él fuera a dejar la prisión. Su nombre era Día Rojo. Todos pensamos que Día Rojo no iba a tener problemas, porque él tenía la ayuda de la AA. Bien, él y un compañero por el nombre de Ralph Iscrig estaban robando gasolina de goteo de una de las líneas y el vigilante de la línea los sorprendió. Día Rojo llevaba un arma y él tomó el arma y mató al vigilante de la línea. Los arrestaron y Día Rojo fue enviado otra vez a prisión condenado a la pena de muerte. Él estaba ahora en el Corredor de los Condenados a Muerte. Un día, yo estaba de pie allí con Iscrig, que había sido sentenciado a cadena perpetua, estabamos de pie en la acera, entre el hospital y el Corredor de los Condenados a Muerte y Rojo le gritó a Ralph Iscrig, "Ralph, sabe usted lo que me pasó a mí"? Y Ralph le contestó gritando también, "No Rojo. ¿Qué le pasó a usted"? Y Rojo, al máximo de sus pulmones, dijo, "yo me tomé ese primer trago"!. Yo nunca me olvidaré de eso. Yo fui muy afortunado de haber estado allí cuando eso pasó. Yo pude muy fácilmente haberme olvidado de eso por otra parte. "Aférrense al pensamiento de que en las manos de Dios nuestro pasado oscuro es la más grande posesión que nosotros tenemos."

    Jim P. de Albuquerque, Nuevo Mexico, insta a los miembros del AA a que compartan sus experiencias, fortaleza y esperanzas con los que llegan nuevos al AA..

[ Remóntese ]

[ Página Principal ]