ADICCIÓN - ARTÍCULO VI
Por el Dr. Michael Stone, Especialista en Medicina de Adicción

    Yo había decidido escribir sobre por qué nosotros debemos tratar a las personas con adicciones y estaba en los primeros párrafos cuando me encontré con un gran artículo escrito por el médico, Dr. Alan I. Leshner, director del Instituto Nacional Sobre el Abuso de Drogas en el Instituto Nacional de la Salud. Decidí proporcionarles, palabra por palabra, sus declaraciones en este asunto. Disfruten.

¿Y por qué la Sociedad no Debe Tratar a las Personas que Abusan de Substancias?

Por Alan I. Leshner

    Drogas: Dejemos detrás el encono moral y usemos las soluciones disponibles para ayudar a los adictos y, a su vez, ayudar a todos.

    Imagine una enfermedad debilitante para la que hay tratamientos eficaces. Imagine que esta tratable enfermedad cuesta a la sociedad 110 mil millones de dólares al año. ¿Puede usted imaginar no usar los tratamientos? Parece incomprensible, pero ése es a menudo el caso con el tratamiento de la drogadicción.

    Frecuentemente se les niega tratamiento a los adictos que no sólo mejorarían sus vidas, pero también mejoraría nuestras propias vidas - recortando el crimen, reduciendo enfermedades y mejorando la productividad de empleados y la economía.

    Las personas están polarizadas en el problema del tratamiento: O ellos son fuertes abogados a favor de que se trate la adicción o ellos odian la idea. Las personas debaten con pasión si el tratamiento trabaja o no, cuáles formas son mejores y si los tratamientos como el de la metadona simplemente sustituyen una adicción por otra.

    Desde mi puesto de observación, el centro del problema no puede ser simplemente si los tratamientos de droga son eficaces o no, ya que ya hay datos científicos abundantes que muestran que lo son. De hecho, la investigación muestra que los tratamientos para las drogas son tan o más eficaces que los tratamientos para otros desórdenes crónicos, tales como formas de enfermedad del corazón, diabetes y algunas enfermedades mentales.

    El tema central para muchas personas es si a los adictos debiese tratárseles o no. Yo frecuentemente oigo que las personas preguntan: ¿Merecen ellos realmente ser tratados? ¿No se lo hicieron ellos mismos? ¿Por qué debemos consentir nosotros a las personas que causan tanta disrupción social? ¿No deben castigarse a ellos en lugar de tratarlos? Incluso muchas personas que reconocen la adicción como una enfermedad todavía se esperan a si es una enfermedad sin "ninguna-falta".

    La ciencia nos ha traído a un punto donde nosotros ya no debemos enfocarnos en la pregunta del tratamiento de droga simplemente en estos tipos de incontestables dilemas morales. Desde una perspectiva práctica, los beneficios a la sociedad deben ser incluidos en las ecuaciones de decisión. La misma fuente de datos científicos que demuestran la efectividad de los tratamientos en la reducción del uso de drogas de un individuo también muestra los beneficios enormes que el tratamiento puede tener para la familia del paciente y la comunidad.

    Diferentes estudios del Instituto Nacional de Salud, de la Universidad de Columbia, de la Universidad de Pennsylvania y de otras instituciones, todos han mostrado que el tratamiento de drogas reduce el uso de un 50% a un 60%, y los arrestos por actos delictivos violentos y no violentos en un 40% o más. El tratamiento del abuso de drogas reduce el riesgo de infección de VIH, y las intervenciones para prevenir VIH son mucho menos costosas que los tratamientos del SIDA. El tratamiento atado a los servicios vocacionales mejora las perspectivas de empleo, con 40% a 60% más individuos empleados después del tratamiento.

    El caso es así de dramático para los retenidos en las prisiones y cárceles, 60% a 80% de los cuales tienen problemas serios de abuso de substancias. Las ciencias muestran que tratando apropiadamente a los adictos en prisión ellos reducen más tarde su uso de drogas entre un 50% a 70% y su criminalidad y arrestos resultantes más tarde entre un 50% a 60%. Estos datos hacen el caso en contra del almacenaje de adictos en prisión sin atenderles sus adicciones.

    El tratamiento de droga exitoso toma a una persona que es vista ahora como sólo un malgaste en los recursos de una comunidad y retorna el individuo al conjunto de miembros productivos de la sociedad. Los mejores estimados son de que por cada $1 gastados en el tratamiento de drogas, hay un retorno de entre $4 a $7 de ahorros a la sociedad. Esto significa que morar en preguntas moralísticas, tales como quién merece qué tipo de ayuda, bloquean al individuo y a la sociedad de recibir los beneficios económicos y sociales que pueden lograrse por tratar a los adictos.

    Es verdad que el individuo tomó la decisión inicial voluntariamente para usar drogas. Pero una vez hecho adicto, no es por más tiempo un asunto de simplemente escoger. El uso de drogas prolongado cambia el cerebro de maneras duradera y fundamental que resultan en ansias verdaderamente compulsivas, a menudo incontrolables, por conseguir y usar la droga lo que es la esencia de la adicción. Una vez adictos, es casi imposible para la mayoría de las personas dejar de usar drogas sin recibir tratamiento.

    Es claramente en el interés de todos el elevarnos por encima de nuestro encono moral de que la adicción es el resultado de una conducta voluntaria. Si alguna vez nosotros vamos a reducir el tremendo precio que la adicción a las drogas exige de cada aspecto de nuestra sociedad significativamente en la vida, el tratamiento de las drogas para todos los que lo necesiten debe ser un elemento central de la estrategia de nuestra sociedad.

Alan I. Leshner es director del Instituto Nacional Sobre el Abuso de Drogas en el Instituto Nacional de la Salud

Dr. Michael Stone, Director Médico, Cornerstone de California del Sur.

Traducido al español por Ramon O. Galvez-Arango

Esta traducción al español es de la propiedad de Anonymous One. Ninguna reproducción de cualquier tipo se permite, sin el consentimiento de Anonymous One.

hdr_welcome.jpg (7866 bytes)

[ Remóntese ]

[ Página Principal ]