ADICCIÓN - ARTÍCULO I
Por el Dr. Michael Stone, Especialista en Medicina de Adicción

    Me han pedido escribir sobre la Adicción, a escribir en lenguaje llano y simple sin emplear palabras médicas o psicológicas rimbombantes. Porque usted está leyendo esto, yo imagino que usted es un adicto (los alcohólicos también son adictos) con algo de conocimiento sobre su enfermedad o ese "otro" u "otra" que necesita actualizar su información.

    Primero, ¿quién soy yo y por qué debe creerme usted? Bien, como un joven médico de familia yo llegué a la metrópoli de Estevan. Saskatchewan (población 10,000) en el otoño de 1969, cuando las Hermanas de San José decidieron abrir una unidad para el tratamiento de la adicción en su hospital de la comunidad. Ninguno de los doctores del pueblo quiso el trabajo de Director Médico, ni yo tampoco. Sin embargo, otro doctor y yo fuimos ofrecidos. En aquel momento creía que los adictos eran simplemente personas débiles que necesitaban controlarse y dejar de beber o de usar drogas. Pronto aprendí lo equivocado que estaba en mi comprensión de la adicción. Una persona laica, Ray McNab, me hizo sentarme al final del 1969 y me cantó las cuatro verdades. Él estaba muy claro, "Cómo rayos van los adictos a conseguir ayuda/tratamiento si ustedes, los doctores, no pueden poner su acto junto y comenzar a tratarlos por la enfermedad que ellos tan claramente tienen?" Él me pidió que leyera algunos libros, sobre todo el Libro Grande de los Alcohólicos Anónimos, y que asistiera a algunas reuniones del AA. Por suerte para mis pacientes adictos y para mí, yo me eduqué rápidamente en medicina de adicción y me libré de mis viejas ideas y sentimientos sobre "esta clase" de personas.

    Hoy miro hacia atrás y revisando los últimos 30 años, estoy muy contento de haber podido ayudar a más de 40,000 adictos y a sus sistemas de apoyo durante este tiempo. Yo continúo practicando medicina de adicción como un médico familiar y lo adoro la mayoría del tiempo. Desgraciadamente muchos de mis colegas médicos todavía tienen actitudes, como las que yo tenía hace 30 años, lo cual hace difícil, si no imposible, para ellos tratar a sus pacientes adictos. Si ellos creyeran que los diabéticos eran personas débiles, que los pacientes de cáncer eran pecadores, que los pacientes con dolores crónicos eran cobardes y que los pacientes anémicos eran deshonestos, entonces obviamente sus tratamientos de esas condiciones se afectarían negativamente. Desgraciadamente débiles, pecadores, cobardes y deshonestos son todas palabras descriptivas todavía usadas por muchos profesionales de la salud para referirse a los adictos. ¿Ha oído usted alguna vez a las personas decir – los adictos justamente no tienen fuerza de voluntad? Bien, si se queda conmigo durante los próximos meses usted aprenderá que los adictos tienen muy bien desarrollada la "fuerza de voluntad" pero, si se confían de ella, esto los llevará casi siempre al fracaso.

Permítaseme empezar con:

ADICCIÓN - LA ENFERMEDAD

    ¿Cómo sabe si usted tiene esta enfermedad? ¿Cómo sabe usted si un ser amado, un colega, un empleado, un amigo o su compañero de celda tienen esta enfermedad? El número de definiciones es interminable pero aquí está la mía. Hay cinco piezas del rompecabezas y todas tienen que estar presentes para estar seguros de que es un caso de adicción.

    Primero - la compulsión. Esta no es todo el tiempo, no es todos los días, pero es obvia. El adicto de la cocaína siente el apremio de usar la cocaína, el alcohólico ansía un trago y el adicto al vicodin manipula para conseguir las píldoras. Los adictos sienten la compulsión para "ello" (a lo que estén adictos).

    Segundo – el poner "ello" en práctica. Creo que es posible ser un alcohólico y nunca mostrar la enfermedad porque usted nunca ha bebido alcohol. Usted puede nacer con los genes de ser un alcohólico pero usted necesitará alcohol para activar la enfermedad en usted. Esto sería como una persona nacida con los genes de ser alérgica a la penicilina pero quién nunca recibe ese antibiótico.

    Tercero - la pérdida del control. Los adictos no siempre tienen la compulsión para usar y no siempre están usando pero cuando ellos lo hacen, a veces pierden el control. Por ejemplo: tomar 12 tragos habiendo claramente planeado 3; regresar a casa después de 3 días de abuso de la cocaína cuando usted sólo planeó pasar por la casa de un viejo amigo "del uso"; el estar todavía sentado a la mesa de veintiuna, 52 horas después de empezar "unas pocas manos".

    Cuarto - los problemas por "ello". Éstos pueden estar en cualquier área de su vida y a menudo en más de una. Algunas áreas son físicas, mentales, espirituales, sociales, legales, matrimoniales, trabajo, ejercicio y diversión.

    Quinto – repetición del ciclo una y otra vez con cambios en el cómo, dónde, por qué y cuándo pero no en la compulsión que lo lleva a "ello" seguido por pérdida de control y problemas. Mire a mi definición - mire a la persona - sea honrado con usted mismo(a) y decida si "ello" se ha vuelto una adicción. El hecho de que usted incluso esté pensando sobre este problema debe llevarlo a conseguir más información pero si la adicción está presente, el tratamiento resulta absolutamente necesario. Esta es una enfermedad crónica, progresiva y a menudo fatal.

    Yo pensé inicialmente que "ello" incluía siempre una sustancia como el alcohol, cocaína o heroína pero cuando yo aprendí más sobre esta enfermedad devastadora encontré que "ello" podía tener muchas formas.

    Otra definición similar a la anterior es "el uso compulsivo continuado de una 'sustancia' o la 'conducta (behavior)' para llegar a sentirse embriagado o intoxicado (subido) y/o prevenir los síntomas de discontinuar el uso, a pesar de las consecuencias adversas". Al agregar la palabra "conducta (behavior)" nosotros hemos abierto, muy significativamente, las posibilidades de lo que "ello" puede ser. Yo creo que usted puede estar adicto al sexo, al trabajo, a los ejercicios, a la religión, a ir de compras, al juego – a cualquier conducta que pueda afectar de una manera fuerte o poderosa cómo usted se siente, es decir, consigue sentirse "subido" o intoxicado. Para algunas personas "subirse" puede significar sentirse estimulado, poderoso, lleno de energías por los efectos de estimulantes como la cocaína y metanfetaminas. También puede ser producido a través de comportamientos como el ejercicio, el sexo y el juego. Para otras personas "subirse" significa estar relajado o aturdido por el uso de tranquilizantes, sedativos, opiatos y alcohol. Finalmente, unas pocas personas consiguen "subirse" con alucinógenos los que pueden dar efectos muy extraños de cómo usted ve, siente, oye y saborea el mundo externo.

    Declarar que la adicción es una enfermedad es posible una vez que usted entiende que una enfermedad es cualquier cosa que causa daño al cuerpo o a la mente ya sea una "cosa" como alcohol o una bacteria o si es una acción o comportamiento como apostar o el practicar tenis que da el codo del tenis.

    Probablemente, uno de los primeros alcohólicos fue Noé (Génesis 9:20-21) y uno de los primeros doctores en definir el alcoholismo como una enfermedad y llamarla una "adicción" fue el médico, Dr. Benjamín Rush en 1785. Así que la idea de que la adicción es un problema y el definirla como una enfermedad ha estado alrededor por un largo tiempo.

    Alcohólicos Anónimos dice que el alcoholismo es hábil, poderoso y desconcertante. Nada ha cambiado durante los años excepto el alcoholismo, como una enfermedad de adicción, ya no es tan desconcertante en la misma medida que nosotros estamos haciendo progresos significantes entendiéndola y comprendiendo la necesidad de tratamiento. Esta enfermedad puede matarlo fácilmente pero con tratamiento usted puede ponerla en remisión (no-activa) . Tomará educación, trabajo duro, tiempo y compromiso.

Dr. MICHAEL STONE, Director Médico, Cornerstone de California del Sur.

Traducido al español por Ramon O. Galvez-Arango

Esta traducción al español es de la propiedad de Anonymous One. Ninguna reproducción de cualquier tipo se permite, sin el consentimiento de Anonymous One.

 

hdr_welcome.jpg (7866 bytes)

[ Remóntese ]

[ Página Principal ]